This is an August 2007 copy of a website maintained by the Center for International Policy. It is posted here for historical purposes. The Center for International Policy no longer maintains this resource.

Home
|
Analyses
|
Aid
|
|
|
News
|
|
|
|
Last Updated:1/9/02
FARC letter to Colombian Congress, January 8, 2002

Montañas de Colombia, enero 8 de 2002

Señores:
Miembros del Congreso de la Republica

El día de hoy los voceros de las FARC-EP realizamos una trascendental reunión de la Mesa de Diálogo y Negociación que busca destrabar el proceso de paz con el Gobierno nacional, luego que el Presidente Andrés Pastrana en su alocución del 7 de octubre del año pasado anunciara unilateralmente cambios en las garantías que requiere la Zona Desmilitarizada para el diálogo.

En los tres meses transcurridos hasta hoy, hemos hecho varias propuestas encaminadas a hallar una solución a la parálisis del proceso. Es así como realizamos reuniones con representantes de la Iglesia Católica, de las Naciones Unidas, los embajadores del Grupo de los Países Facilitadores del Proceso de Paz y con el Alto Comisionado de Paz.

Además, el Comandante en Jefe Manuel Marulanda Vélez envió una carta donde propone un Gran Encuentro Nacional con los Presidentes de los tres Poderes del Estado, de la Conferencia Episcopal y del Consejo Gremial para que digan qué es lo negociable con el Estado.

Vemos conveniente una reunión con los Presidentes de las Cámaras del Congreso para intercambiar opiniones. Realmente nos preocupa que mientras la insurgencia, y en particular las FARC-EP, busca soluciones políticas al conflicto social y armado por medio de la Mesa Nacional de Diálogo, las mayorías del Congreso legislan en contravía de los intereses de los trabajadores, como lo prueban las nuevas leyes laborales, pensionales y tributarias que afectaron principalmente a los obreros y empleados.

Para nosotros en muy importante buscar soluciones a corto, mediano y largo plazo en materia de empleo, del cual carecen hoy 3 millones y medio de personas en capacidad de laborar y producir riqueza, al igual que para 5 millones y medio más de colombianos que sobreviven en campos y ciudades del rebusque diario.

Vemos muy perjudicial para el futuro del país que las mayorías bipartidistas del Parlamento sigan por el camino equivocado de aprobar incrementos desmedidos de los gastos para la guerra interna, que significan además recortes a los presupuestos de la educación y la salud. Y como si lo anterior fuera poco, el Congreso aprueba una Ley de Seguridad Nacional y faculta al Presidente para que en tres meses reglamentara un nuevo Estatuto Antiterrorista que hoy constriñe aun más las escasas libertades políticas, sindicales y de organización de los demócratas y revolucionarios y mañana cobijará a todo aquel que reclame el mínimo derecho.

Mientras tanto, la corrupción sigue campante en los recintos del Congreso, escamoteándole al pueblo los recursos que requieren inversiones fundamentales para sacar de la pobreza a 25 millones de compatriotas, dar tierra a un millón y medio de familias campesinas que carecen de ella, dotar de servicios públicos esenciales como agua y luz a 25 millones de ciudadanos, resolver el problema de 2 millones y medio de familias sin vivienda.

Ningún bien le hace a la dignidad de la patria y a la crisis económica, un mayor endeudamiento externo, como tampoco la puesta en práctica del Plan Colombia, que termina por socavar la ya menguada soberanía nacional con una mayor presencia de tropas y asesores norteamericanos en el país.

El análisis de la crisis nacional y del estado actual del proceso, junto con las declaraciones de funcionarios civiles y militares del Gobierno y del Estado, relacionadas con las medidas presidenciales que dieron origen al estancamiento actual de los diálogos y la negociación política, nos han obligado a declararnos en espera de las decisiones que al respecto pueda tomar el señor Presidente de la República el 20 de enero, en bien de todos los colombianos. En ese sentido el Comandante Manuel Marulanda ha enviado una carta con nuevas propuestas al Presidente Pastrana para tratar de destrabar el proceso.

Finalmente, el Estado Mayor Central de las FARC-EP ha expedido un comunicado público en el día de hoy en el que da a conocer su posición acerca de la situación del proceso de paz en nuestro país.

Sin otro particular, atentamente,

Raúl Reyes, Joaquín Gómez, Carlos Antonio Lozada, Simón Trinidad y Andrés París.

As of January 9, 2002, this document was also available online at http://eltiempo.terra.com.co/09-01-2002/prip154207.html
Google
Search WWW Search ciponline.org

Asia
|
Colombia
|
|
Financial Flows
|
National Security
|

Center for International Policy
1717 Massachusetts Avenue NW
Suite 801
Washington, DC 20036
(202) 232-3317 / fax (202) 232-3440
cip@ciponline.org