This is an August 2007 copy of a website maintained by the Center for International Policy. It is posted here for historical purposes. The Center for International Policy no longer maintains this resource.

Home
|
Analyses
|
Aid
|
|
|
News
|
|
|
|
Last Updated:1/9/02
FARC letter to the armed forces, January 8, 2002

Montañas de Colombia, enero 8 de 2002

Fuerzas Militares y de Policia:

En el día de hoy estamos realizando una trascendental reunión de la Mesa Nacional de Diálogo y Negociación que busca destrabar el proceso, luego de tres meses de parálisis como consecuencia de los cambios que extreman las medidas en forma unilateral, por parte del Gobierno y que afectan las garantías que le dan sustento a la Zona donde se adelantan las conversaciones.

Pese a los esfuerzos realizados por nosotros el Gobierno Nacional se empeña en extremar las medidas adoptadas de manera unilateral el pasado 7 de octubre, poniendo de esta manera el proceso en grave riesgo. Para nadie es un secreto que de fracasar este esfuerzo por la salida política los colombianos nos veríamos abocados a emplear las diversas formas de lucha.

Desde hace 37 años, se le ha impuesto al pueblo colombiano una guerra, por parte de los gobiernos de turno y el parlamento, que busca sostener un Régimen que defiende los privilegios económicos, políticos y sociales de una minoría oligarca enemiga de Colombia, mientras los colombianos, incluidos los miembros de la Fuerza Pública y sus familias padecen hambre, miseria y falta de educación, salud, vivienda y trabajo.

En desarrollo de esta guerra se le ha asignado a las Fuerzas Militares y de Policía el papel de defensores del sistema y terminaron convertidos en enemigos de su propio pueblo; de espaldas a la nación y haciendo el papel de fuerza de ocupación que defiende los intereses de potencias extranjeras, como en este momento con el denominado Plan Colombia.

Los Altos Mandos Militares en desarrollo de su estrategia contrainsurgente han mancillado el honor de las Armas de la Patria al encapucharlas para asesinar impunemente millares de colombianos a nombre de grupos paramilitares según lo aprendido en las Academias Militares Norteamericanas.

Tal situación no puede continuar por mucho tiempo. Soldados, Policías, Suboficiales y Oficiales salidos del mismo pueblo colombiano tienen que reflexionar acerca del papel que obligadamente vienen cumpliendo.

La Fuerza Pública no puede continuar siendo el principal factor que impida la reconciliación y la reconstrucción nacional. La actitud asumida por los Altos Mandos Militares en los momentos decisivos de los procesos de diálogo los pone en evidencia como enemigos de la paz con justicia social en Colombia. Así sucedió con el General Landazabal durante el Gobierno de Belisario Betancourt, Harold Bedoya en el Gobierno de Ernesto Samper y ahora puede llegar a darse con el General Tapias.

Mientras el Régimen persista en la idea de unos diálogos limitados a pactar únicamente las condiciones de rendición de la Insurgencia, va a ser muy difícil adelantar el proceso. La solución política del conflicto social y armado en nuestro país pasa por la realización de cambios profundos en el sistema económico, y en el régimen político y social que eviten que Colombia caiga por el despeñadero. En este proceso las Fuerzas Armadas deben ser factor de cambio a favor de los intereses del pueblo y no impedimento para su materialización. En este sentido hemos propuesto en reiteradas ocasiones un encuentro del Comandante Manuel Marulanda con un General Activo que genere un ambiente propicio al proceso entre los Combatientes.

Luego de analizar en detalle los últimos acontecimientos relacionados con el proceso y las declaraciones de funcionarios civiles y militares del Gobierno, con relación a las medidas que han originado el estancamiento de los diálogos, hemos decidido declararnos a la espera de las decisiones que al respecto pueda tomar el señor Presidente de la República el próximo 20 de enero, en bien de todos los colombianos. En esa idea, el Comandante Manuel Marulanda ha enviado una carta con nuevas propuestas al Presidente de la República para tratar de destrabar el proceso.

El Estado Mayor Central de las FARC-EP ha expedido un comunicado público en el día de hoy dando a conocer su posición frente a la situación actual del proceso.

Llamamos a todos los militares patriotas que hoy visten el uniforme de las Fuerzas Militares de Colombia a que se nieguen a cumplir las órdenes que los convierten en enemigos de su propio pueblo y a que se organicen en Núcleos Bolivarianos para luchar por la Nueva Colombia.

Sin otro particular, atentamente;

Raúl Reyes, Joaquín Gómez, Carlos Antonio Lozada, Simón Trinidad y Andrés París.

As of January 9, 2002, this document was also available online at http://eltiempo.terra.com.co/09-01-2002/prip154208.html
Google
Search WWW Search ciponline.org

Asia
|
Colombia
|
|
Financial Flows
|
National Security
|

Center for International Policy
1717 Massachusetts Avenue NW
Suite 801
Washington, DC 20036
(202) 232-3317 / fax (202) 232-3440
cip@ciponline.org