This is an August 2007 copy of a website maintained by the Center for International Policy. It is posted here for historical purposes. The Center for International Policy no longer maintains this resource.

Home
|
Analyses
|
Aid
|
|
|
News
|
|
|
|
Last Updated:1/11/02
Declaración del Asesor de la ONU James LeMoyne, 10 de enero del 2002

He consultado en estos días con el Presidente, el Alto Comisionado para la Paz, el Canciller, líderes políticos nacionales, varios candidatos presidenciales, ONGs, líderes de la sociedad civil y la Iglesia y también con la Comunidad Internacional y con los 10 países facilitadores en el proceso entre el Gobierno y las Farc.

He encontrado un deseo compartido de todos estos sectores de buscar una solución a esta crisis y reforzar un diálogo que traiga acuerdos concretos que mejoran la condición de vida del pueblo colombiano y cambios para el país.

Estoy absolutamente convencido de que hay formas de solucionar la crisis actual. Creo también que todavía existe voluntad de paz e insto con todo respeto a las Farc-EP y al Gobierno a dar el tiempo necesario para este último esfuerzo, para conseguir una salida que nos permita conseguir la paz para este país. Creo que este tiempo todavía existe.

También insto a las partes, en este momento de grave tensión, a evitar cualquier acción militar provocativa y cualquier declaración bélica que podría resultar en acciones que lastiman la posibilidad que todavía tenemos para salir de la crisis.

Es el momento decisivo para el futuro del país y de su pueblo. Literalmente en los próximos días definimos si va a haber esperanzas de paz o un camino hacia la guerra sin negociaciones. Hay una responsabilidad histórica de intentar una vez más resolver la crisis de este país, no con las balas sino con el diálogo, con soluciones negociadas.

No puede ser que después de tres años de esfuerzos por la paz, del compromiso del Presidente y el comandante Marulanda de buscar soluciones negociadas y del reclamo compartido del pueblo colombiano de poner fin a la violencia y mejorar su condición de vida, no puede ser que ahora perdamos esta oportunidad y la esperanza de la paz.

Tampoco puede ser que la tierra de Bolívar, una patria de las Américas, que Colombia se convierta en un terreno de guerra, de sangre y llanto, especialmente cuando hay alternativas.

Sinceramente espero que ese futuro triste no sea el futuro de este país y sinceramente creo que podemos resolver esta crisis y salir adelante. Gracias

As of January 11, 2002, this document was also available online at http://www.presidencia.gov.co/webpresi/noticias/2002/enero/10/2002011017.htm

Google
Search WWW Search ciponline.org

Asia
|
Colombia
|
|
Financial Flows
|
National Security
|

Center for International Policy
1717 Massachusetts Avenue NW
Suite 801
Washington, DC 20036
(202) 232-3317 / fax (202) 232-3440
cip@ciponline.org