This is an August 2007 copy of a website maintained by the Center for International Policy. It is posted here for historical purposes. The Center for International Policy no longer maintains this resource.

Home
|
Analyses
|
Aid
|
|
|
News
|
|
|
|
Last Updated:2/6/02
Declaration of Marc Grossman, undersecretary of State for Political Affairs, Bogota, February 5, 2002

"Les agradezco a todos que hayan venido hoy. Mi nombre es Marc Grossman y soy el Subsecretario de Estado para Asuntos Políticos.

Primero, quiero expresar mi gratitud a nuestros anfitriones colombianos por la hospitalidad que han ofrecido a nuestra delegación, la cual incluye muchos departamentos de nuestro Gobierno y un representante de la Casa Blanca, el Embajador John Maisto. En especial, quiero presentarles a nuestro nuevo Subsecretario para Asuntos del Hemisferio Occidental, Otto Reich. También deseo agradecerle a la Embajadora Patterson por el apoyo que nos han dado durante esta visita.

Cuando visité Colombia en agosto, dije que Colombia es importante para Estados Unidos. El mundo ha cambiado después de los eventos del 11 de septiembre. No obstante, esa frase sigue siendo verdad. Estamos comprometidos con el apoyo a los colombianos para crear una democracia en paz, próspera, libre de los narcóticos y del terrorismo.

Durante esta visita, nuestra delegacion ha tenido el honor de reunirse con el Presidente Pastrana y los miembros de su gabinete, incluyendo al Vicepresidente Bell y al Canciller Fernández de Soto. Abordamos el tema de más importancia actualmente para los colombianos: el proceso de paz y cómo poner fin al terrorismo que azota a Colombia.

Apoyamos al Presidente Pastrana en los esfuerzos de su gobierno por lograr la paz. También reconocemos los esfuerzos de la comunidad internacional para ayudar a lograr esa paz. Creemos que el gobierno de Colombia realmente quiere lograr la paz. La última campaña de terror de las Farc contra la población civil y la infraestructura, demuestra que hasta ahora ellos no quieren lograr la paz.

En reuniones diferentes durante esta visita, yo le expresé ese punto de vista al Enviado Especial de las Naciones Unidas, James Lemoyne, y a los líderes de la sociedad civil colombiana.

También repasé con el Presidente Pastrana y su equipo, los elementos centrales de nuestra colaboración bilateral.

Conversamos sobre todos nuestros esfuerzos antinarcóticos: lo que ha funcionado hasta ahora y las áreas que necesitan mejorarse. Voy a hacerles un pequeño recuento de cómo evalúa Estados Unidos el éxito del Plan Colombia después de cumplir su primer año.

Desde que comenzó la erradicación aérea en diciembre de 2000, se han fumigado unas 84.000 hectáreas de cultivos de coca, lo cual quiere decir que el año pasado se produjeron unos 580.000 kilos menos de cocaína.

Tabajando en conjunto, la Fuerza de Tarea Conjunta del Sur y la Brigada Antinarcóticos del Ejército de Colombia destruyeron 20 laboratorios de clorhidrato de cocaína y 700 laboratorios de base de coca. Estos esfuerzos complementan el notable trabajo que está llevando a cabo la Policía Antinarcóticos.

Con el apoyo de la USAID se han establecido 18 Casas de Justicia, las cuales son centros para resolución de conflictos sin aumentar la carga al sistema judicial colombiano. Estados Unidos también está proporcionando capacitación a los jueces y funcionarios judiciales paa ayudar a modernizar el sistema judicial de Colombia.

Después de repasar este progreso, tratamos algunas formas en las cuales nuestro apoyo a Colombia puede ser más efectivo en el futuro. Hablamos sobre varias iniciativas específicas que están comenzando actualmente, entre ellas: el entrenamiento para una segunda brigada móvil antinarcóticos; mayor asistencia para las fuerzas de seguridad contra el secuestro; y la propuesta de prestar asistencia a las fuerzas de seguridad para la protección del oleoducto.

Desde mi última visita, el Congreso de EE.UU. aprobó la Iniciativa Regional Andina del Presidente Bush, la cual proporcionará otros U$782 millones en ayuda para Colombia y sus vecinos. Este dinero complementa nuestra contribución anterior de U$1,3 millardos al Plan Colombia, y se utilizará en la lucha contra los narcotraficantes y terroristas, así como para ayudar a reforzar las instituciones democráticas y promover el desarrollo económico.

Además, el Presidente Bush envió ayer al Congreso su propuesta de presupuesto para el año fiscal 2003, el cual incluye U$439 millones para apoyar programas antinarcóticos en curso, así como programas de desarrollo social en Colombia. También incluye U$98 millones adicionales para empezar a entrenar y equipar las unidades colombianas para protección del oleoducto Caño Limón.

La importancia de proteger los Derechos Humanos, y especialmente de actuar contra los paramilitares, fue un tema clave en las reuniones con el Fiscal General Luis Camilo Osorio, con el General Fernando Tapias, y claro está, con el Presidente Pastrana y el Vicepresidente Bell. Todos expresaron su compromiso con el mejoramiento de la situación de los Derechos Humanos en Colombia.

También desde mi última visita, Estados Unidos señaló a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) como organización terrorista internacional. Hemos revocado las visas de los patrocinadores de las AUC y estamos incluuyendo los nombres de otros miembros conocidos de la organización en nuestro sistema automatizado, para que nunca puedan obtener visas.

También me complace haber tenido la oportunidad de reunirme con miembros del gobierno colombiano y con los líderes empresariales, para tratar nuestro compromiso con la expansión del comercio internacional como motor del crecimiento económico regional y, en particular, la necesidad de prorrogar y ampliar el ATPA. Escuché sus inquietudes y trasmitiré su claro mensaje en Washington.

Ahora que el Congreso de EE.UU. ha reanudado sesiones, el Presidente Bush le ha pedido que actúe rápidamente para prorrogar y ampliar el ATPA.

El apoyo de Estados Unidos a Colombia es un compromiso a largo plazo. Somos realistas sobre los enormes desafíos que enfrentamos, pero confiamos en que trabajando con los colombianos podemos fortalecer las instituciones democráticas de Colombia y vencer al narcotráfico que financia el terrorismo".

As of February 6, 2002, this document was also available online at http://www.presidencia.gov.co/webpresi/noticias/2002/
febrero/05/2002020515.htm
Google
Search WWW Search ciponline.org

Asia
|
Colombia
|
|
Financial Flows
|
National Security
|

Center for International Policy
1717 Massachusetts Avenue NW
Suite 801
Washington, DC 20036
(202) 232-3317 / fax (202) 232-3440
cip@ciponline.org