This is an August 2007 copy of a website maintained by the Center for International Policy. It is posted here for historical purposes. The Center for International Policy no longer maintains this resource.

Home
|
Analyses
|
Aid
|
|
|
News
|
|
|
|
Last Updated:7/1/03
Interview with U.S. Ambassador to Colombia Anne Patterson, El Tiempo (Colombia), June 29, 2003
Junio 29 de 2003
EL TIEMPO/ CONFLICTO ARMADO
"Estados Unidos financiará desmovilización de 3.000 paramilitares", asegura Anne Patterson

La saliente embajadora de E.U. en Colombia dice que su gran frustración durante los tres años que estuvo en el país, es no haber ayudado a capturar a un gran líder guerrillero o paramilitar.

Patterson reveló en entrevista con EL TIEMPO que la desmovilización fiinanciada por su país se llevará a cabo entre este y el próximo año.

La embajadora, que dentro de dos semanas termina su misión en Colombia, dijo que de todas formas su Gobierno es inflexible en el pedido de extradición del líder paramilitar Salvatore Mancuso.

La diplomática habló sobre varios temas, entre ellos el retiro del general Gabriel Díaz, de quien dice que no está certificado.


¿Cómo será el apoyo de Estados Unidos en los procesos de paz y la posibilidad de financiar programas con las Autodefensas Unidas?

Estoy feliz de hablar de esto en público. Estamos financiando una encuesta, por medio de una ONG, entre los paramilitares, sobre sus historias y aspiraciones. También vamos a financiar -creo que en el primer año son como 2 o 3 millones de dólares- la desmovilización del primer grupo de autodefensas, que son más o menos 1500 personas. Tenemos el compromiso para el próximo año para el mismo número de personas. Es un proceso muy costoso que necesita apoyo de todos. Cada desmovilizado cuesta más o menos 8.000 dólares por año.

¿Estados Unidos ayudaría con proyectos productivos para esos paramilitares que se desmovilicen?

Sí, pero no hemos llegado a este nivel todavía. Ojalá que el gobierno tenga éxito en conseguir otros fondos.

¿Eso tiene que ver algo con lo que se ha sabido a través de los medios de comunicación, de la reunión que ha habido entre paramilitares y personas de la Embajada?

No, no tiene nada que ver nada con eso. Eso es solo entre nosotros y el Alto Comisionado para la Paz.

¿Hubo diálogos de delegados de paramilitares con personal de su embajada?

Pero eso es otro asunto.

¿Pero sí ha habido?

Sí, pero no voy a entrar en este asunto. Bien o mal buscamos que se entreguen personas buscadas por la justicia americana en Colombia o en los Estados Unidos. Es una táctica normal que usamos todo el tiempo.

¿La encuesta busca sondear las razones por la cuales los paramilitares se desmovilizarían?

No, busca saber cuál es el estado de salud del desmovilizado, qué quiere hacer en el futuro, qué hizo anteriormente.

¿Estados Unidos es partidario, como el presidente Uribe, de perdonar los crímenes de lesa humanidad a los paramilitares?

Esa no es nuestra decisión, es la del gobierno democrático de Colombia. Cualquier país que ha entrado en un proceso de paz, como Africa del Sur y El Salvador, tiene que arreglar siempre ese asunto. Es algo controvertido, pero no tiene nada que ver con nosotros.

¿Pero el hecho de que ustedes financien la desmovilización y que el Gobierno les esté ofreciendo eso a los paramilitares no quiere decir que Estados Unidos apoya ese ofrecimiento?

No. Quiere decir que apoyamos al Gobierno de Colombia en su proceso de paz.

¿Qué va a pasar con los procesos contra algunos de los jefes paramilitares en Estados Unidos?

Quiero enfatizar que vamos a seguir pidiendo en extradición a (Salvatore) Mancuso y probablemente a más paramilitares, porque ellos son criminales bajo nuestra ley y no tenemos flexibilidades en eso.

¿Eso significa que en un proceso con los 'paras' ni Castaño ni Mancuso se podrían desmovilizar?

Eso no lo sé.

¿Su gobierno les ha hecho algún tipo de propuesta a Castaño o a Mancuso?

Lo siento mucho, pero no puedo entrar en este tipo de detalles.

El otro tema que está caliente es la salida del General Gabriel Díaz. Hay una gran pregunta sobre el papel del gobierno de los Estados Unidos y de la embajada, que prácticamente decidió la baja del General.

No hemos incidido o presionado nada sobre este asunto, pero cuando tenemos información cumplimos con nuestro deber de entregarla a nuestros homólogos colombianos. Y créanme que ellos pueden hacer sus propias decisiones.

¿En este caso hubo información sobre el General Díaz?

Tampoco quiero entrar en detalles. Lo que hemos hecho es entregar información a nuestros homólogos colombianos sobre este asunto y ellos tomaron la acción que creían era apropiada.

¿Tienen ustedes una información diferente sobre el destino final de esa dos toneladas de cocaína que se incautaron y la muerte de los informantes?.

Tengo aquí un equipo de la DEA, que está bastante metido en todo y conocemos muchas cosas, pero no quiero hablar en público sobre este asunto.

¿Creen que hubo alguna culpa de la DEA en la muerte de los informantes? ¿Se está investigando la conducta de los agentes de la DEA?.

No, no estamos investigando nada sobre la DEA. Es totalmente falso lo que está saliendo en la prensa sobre la culpa de la DEA en lo de los informantes.

¿Totalmente falso por qué?

Porque la DEA no tiene ninguna culpa en la muerte de los informantes.

¿Pero sí participó la DEA en la operación?

Sí y 12 de estos señores, de la operación Conquista, salieron en un proceso de extradición a los Estados Unidos.

¿Eventualmente se podría pedir en extradición a algún oficial o ex oficial del Ejército colombiano por ese caso?

No sé.

¿Hasta qué punto ustedes pueden presionar con la ayuda?

No en este caso. Pero tenemos leyes y restricciones sobre la asistencia que imponen los congresistas de los Estados Unidos.

¿Si la condición se pone difícil, ustedes podrían apelar a algún tipo de exigencia al Gobierno?

Pero eso es otro proceso. Por ejemplo, no podríamos trabajar con personas que no están certificadas, con militares que no están certificados bajo nuestra ley.

¿El General Díaz estaba certificado bajo la legislación norteamericana?

No, nunca hubo certificación.

¿Eso entorpeció las cosas?

No, no fue así. Nunca antes trabajamos con el General Díaz y eso no implica nada. Hay muchos generales que no están certificados, pero eso no implica nada.

Se dijo que el General Díaz estaba favoreciendo a los paramilitares. ¿Qué información hay al respecto?

Lo siento, pero no voy a decir nada sobre esto.

Los requerimientos del Congreso de E.U. sobre el general Díaz, ¿podrían afectar la ayuda?

El 'informal hold' (requerimiento informal) ha sido levantado y nada va a pasar con la ayuda a Colombia.

¿Qué explicación dio el Departamento de Estado al Congreso el viernes sobre la salida de Díaz?

Las discusiones entre ramas de nuestro gobierno las mantenemos en reserva.

En el tema del bombardeo de la Fuerza Aérea en Santo Domingo (Arauca), ¿qué últimas noticias hay?

Nos preocupa mucho porque no ha habido una investigación seria por más de cuatro años y eso obviamente tiene implicaciones para la asistencia.

¿Qué va a pasar si no resulta una investigación seria?

Se pone en riesgo nuestra asistencia a Colombia.

¿Cambiaron en algo las cosas después de que Estados Unidos le retiró la ayuda a la base de Palanquero?

No, en nada. La investigación está en manos de la Fiscalía, pero no ha pasado nada.

Una de las cabezas de esa investigación es el General Velasco.

Hablamos sobre cualquier asunto con él, pero nos preocupa mucho que no haya investigación, que no hubo investigación. He hablado con el señor Fiscal también y él me decía que la Fiscalía tenía una investigación y que está en marcha. Ojalá que termine pronto.

¿Hay algún otro tema de derechos humanos en Colombia que le preocupe a Estados Unidos?

Creo que la Fuerza Pública ha progresado mucho en el tema durante los últimos tres años. Lo que causa todavía problemas con los Estados Unidos es que elementos de la Fuerza Pública tienen contactos, alguna vinculación, con los paramilitares.

¿Qué tipo de elementos?

Quisiera enfatizar que la cúpula ha hecho muchos esfuerzos para cortar y parar estos vínculos.

¿En que va la solicitud de ustedes a Colombia de darle inmunidad a los ciudadanos y soldados de Estados Unidos frente a la Corte Penal Internacional?

Estamos en el proceso de conversación con delegados del Ministerio de Relaciones Exteriores. Algunos delegados van a venir esta semana para seguir conversando, pero no hemos hecho ningún acuerdo. Es una negociación difícil y estamos muy separados.

¿Hasta cuándo resistirá el Plan Colombia el ritmo de fumigación?

En este año ya hemos fumigado más de 70 mil hectáreas de coca. Creo que vamos a acabar con la coca el próximo año. Pero eso no implica que no necesitemos un programa de fumigación, porque vamos a fumigar a nivel de mantenimiento.

¿Qué significa la decisión del Tribunal de Cundinamarca de suspender la fumigación con glifosato?.

Produce desilusión. Pero tenemos plena confianza en el sistema judicial de Colombia.

¿Qué pasaría si el Consejo de Estado la suspende definitivamente?

No especulemos.

Un informe que publicó EL TIEMPO mostraba una preocupación del Congreso de E.U. de trasladar todos los programas del Plan Colombia a las autoridades colombianas.

El Plan Colombia tiene una fecha de terminación: septiembre del 2005. Entonces tenemos que pensar en la segunda etapa. Hay planes para entregar algunos programas al Gobierno de Colombia, por ejemplo los helicópteros, que es la parte más costosa.

¿Qué tan dispuesto ve al Congreso de los Estados Unidos para apoyar ese Plan Colombia II?

Creo que hay mucha voluntad. Ellos ven que el problema de Colombia no es solo el narcotráfico, sino la falta de presencia del Estado.

Desde los años 80 la agenda entre Estados Unidos y Colombia ha estado marcada por el tema de las drogas.

Y eso no va a cambiar.

¿El tema del terrorismo en Colombia le preocupa a los Estados Unidos?

Sí y por eso estamos haciendo mucho para proteger las instituciones colombianas, capacitando a los comandos especiales y compartiendo inteligencia para seguir la pista de los narcoterroristas.

Privadamente algunos oficiales colombianos comentan que la inteligencia no se está compartiendo en tiempo real.

Eso no es cierto. Muchas personas piensan que tenemos un satélite secreto que tiene todo. Eso es una locura. Sí tenemos inteligencia y compartimos lo que tenemos, pero es un ambiente muy difícil.

¿A qué se refiere?

Es un país de gran tamaño y es muy difícil recoger inteligencia para nosotros también.

¿Qué resultados ha tenido ese aporte de inteligencia?

Estamos colaborando todos los días con la búsqueda de los líderes narcoterroristas.

¿Qué hay sobre la búsqueda de los norteamericanos secuestrados por las Farc?

Estamos dando toda la inteligencia y todo el equipo para buscarlos.

¿Le preocupa que los colombianos sientan que Estados Unidos cada vez está más presente en las cosas cotidianas del país?

Según las encuestas colombianas, la gran mayoría de los colombianos tienen buena imagen de los Estados Unidos y quieren más ayuda, no menos.

Pero en términos de soberanía, por ejemplo, cuando sucede lo del Nogal vienen los agentes de Estados Unidos, para capturar a Gilberto Rodríguez Orejuela están los agentes de la DEA, sale el General Díaz .

La población colombiana está de acuerdo con eso, según lo que yo veo en la prensa.

¿Qué sabor le dejaron estos tres años en Colombia?

Estoy muy triste de irme y francamente estoy muy orgullosa de lo todo que hemos hecho conjuntamente con el gobierno de Colombia.

¿Con qué frustración se va?

No haber ayudado a capturar un gran líder de las Farc o de las autodefensas. Este es un país muy sofisticado, muy bonito. Lo que veo yo es un futuro económico muy cercano. Una frustración es que no he convencido a inversionistas norteamericanos que vengan aquí.

Pero es difícil que vengan los inversionistas cuando el Departamento de Estado les dice a los turistas que no lo hagan.

Sí, pero eso generalmente no afecta mucho a los inversionistas.

¿Cuál es el mayor problema de Colombia desde su punto de vista?

Es la seguridad. Si ustedes pueden arreglarlo, vamos a ver inversionistas de alto nivel. Si el gobierno de Colombia puede capturar algunos cabecillas, creo que en algunos años las Farc, como está pasando con las autodefensas, van a pedir un proceso de paz serio y eso es la última solución.

Hablemos del tema comercial. El presidente Uribe quiere un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos. ¿Lo ve viable?

Sí, pero tenemos que ver qué va a pasar con Alca y obviamente esa es nuestra prioridad en este momento, porque nos comprometimos en la Cumbre de Miami que íbamos a seguir con este acuerdo hemisférico. El embajador Zoellik (representante comercial de Estados Unidos) viene aquí el 7 de agosto para hablar en detalle sobre este asunto con los gremios, el Presidente y el Ministro Botero.

¿Parecería que Estados Unidos prefiere el Alca a los acuerdos bilaterales?

Sí eso es la política hasta ahora.

¿En todo caso Colombia no estaría excluida de ser el siguiente socio bilateral?

No, no está excluido para nada.

RODRIGO PARDO, LUZ MARÍA SIERRA Y HERNANDO SALAZAR Redacción EL TIEMPO

As of July 1, 2003, this document was also available online at http://eltiempo.terra.com.co/coar/noticias/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR-1150587.html
Google
Search WWW Search ciponline.org

Asia
|
Colombia
|
|
Financial Flows
|
National Security
|

Center for International Policy
1717 Massachusetts Avenue NW
Suite 801
Washington, DC 20036
(202) 232-3317 / fax (202) 232-3440
cip@ciponline.org