This is an August 2007 copy of a website maintained by the Center for International Policy. It is posted here for historical purposes. The Center for International Policy no longer maintains this resource.

Home
|
Analyses
|
Aid
|
|
|
News
|
|
|
|
Last Updated:5/10/00
Posición del Center for International Policy acerca del paquete de ayuda estadounidense hacia Colombia (21 de abril de 2000)

El Centro de Política Internacional considera que la ayuda de los Estados Unidos a Colombia debe ser destinada al avance de las negociaciones de paz y el fin de la guerra. Aquellos colombianos que se dedican su trabajo al fortalecimiento de la ley y la búsqueda de la paz merecen un apoyo pronto y generoso que de solución a la crisis política y financiera y que fortalezca las instituciones democráticas.

Sin embargo, el paquete de ayuda presentado al Congreso estadounidense amenaza con intensificar la guerra, y no goza de nuestro apoyo. La ayuda propuesta está totalmente desbalanceada en pro de las Fuerzas Militares y Policía Nacional colombianas ( 81% del total), y no responde a las necesidades económicas y de seguridad que requieren los colombianos.

1. El paquete continuará con las fallidas políticas anti-drogas del pasado. Los campesinos colombianos continuarán cultivando coca y amapola mientras la demanda es una constante en los Estados Unidos, y si el sector rural colombiano sigue carente de recursos económicos. Para los campesinos, esta es una lucha por la supervivencia. Las fumigaciones aéreas conducen únicamente a que los cultivos de coca se trasladen a las zonas controladas por la guerrilla, con el consecuente daño ecológico.

2. El paquete solo dá un paso más hacia el atolladero. La propuesta de un "Empuje Hacia el Sur de Colombia" no es más que un modo de contrainsurgencia con la creación de unidades militares en zonas fuértemente custodiadas por la guerrilla.

3. El paquete es una amenaza al frágil proceso de paz. Los diálogos del Presidente Andrés Pastrana con la guerrilla se encuentran en un estado delicado pero promisorio. Las armas y entrenamientos americanos pueden escalar el conflicto, fortalenciendo los polos en lucha y socavando las negociaciones. No fué el aumento en la ayuda lo que motivó al FMLN en el Salvador a sentarse en la mesa de negociación, esto sólo sucedió 10 años después de empezar recibiendo la ayuda military y poco tiempo después de que esta misma se cortara.

4. El paquete va en detrimento de los derechos humanos. Las Fuerzas Militares colombianas, las primeras beneficiadas con esta propuesta, continúan fallando en este sentido. A pesar de los buenos intentos por parte de los altos mandos, algunas brigadas siguen cooperando con los paramilitares, los responsables de más de un 3/4 de las violaciones registradas en 1999. El paquete de ayuda casi no menciona a los paramilitares, a pesar de su fuerte vinculación con el tráfico de drogas.

En Enero del presente año, el gobierno del Presidente Clinton propuso cuatro objetivos macro en su política con Colombia:

1. Estimular los esfuerzos anti-drogas;

2. Fortalecer el Gobierno Nacional y las autoridades locales;

3. Apoyar la recuperación económica; y

4. Asistir el proceso de paz.

Estos objetivos son en nuestro concepto absolutamente válidos, y ofrecemos un apoyo inequívoco a los mismos, pero proponemos que estos recursos sean destinados en una manera más balanceada al fortalecimiento del proceso de paz. Sólo un 19% de la propuesta actual se destina al desarrollo alternativo, infraestructura rural, ayuda a los desplazados, reforma al sistema judicial, derechos humanos y programas de paz. Estos programas merecen un apoyo político y finaciero mucho mayor que lo previsto en la propuesta de ayuda del gobierno estadounidense. Una propuesta mejor balanceada garantiza un mejor resultado. Los cuatro objetivos del gobierno americano se pueden cumplir si los $600 millones "para el empuje hacia el sur de Colombia" se dedicaran a estos proyectos. Se deben tener en consideración también programas de reducción en la demanda interna de drogas, específicamente, ofreciendo tratamientos accesibles para los adictos.

Un programa de ayuda como este enviaría un mensaje fuerte de apoyo al Presidente Pastrana, al proceso de paz que está viviendo Colombia, y a todos los Colombianos que estan luchando en esta guerra contra las drogas. El paquete de ayuda que se encuentra estudiando el Congreso, sin embargo, es deshonesto porque apoya el escalamiento de la guerra en su afán de crear una estrategia de contra-insurgencia, disfrazado en un programa de lucha anti-drogas.

Google
Search WWW Search ciponline.org

Asia
|
Colombia
|
|
Financial Flows
|
National Security
|

Center for International Policy
1717 Massachusetts Avenue NW
Suite 801
Washington, DC 20036
(202) 232-3317 / fax (202) 232-3440
cip@ciponline.org